Con el permiso de Macri, comenzó la ocupación de Estados Unidos en Ushuaia Argentina

Sharing is caring!

Estados Unidos empezó a instalar sus bases militares en Argentina, en donde existe la mayor reserva del mundo de agua dulce y se juntan el mar Atlántico con el Pacífico. De esta forma el presidente Mauricio Macri entregó la soberanía del sur de Argentina. Finalmente la OTAN y el FBI pusieron el pie dentro del país.

Además, se conoció mediante un informe en el portal Hispan TV, que el presidente Mauricio Macri recibió con “alfombra roja” al Ministro de Exteriores británico Boris Johnson, autorizando a cinco compañías aéreas británicas a utilizar espacio aéreo argentino, para que los kelpers puedan gozar de mayores beneficios. Es evidente que para los gobernantes, la guerra de Malvinas no significó nada, tampoco las vidas que perdieron en esos helados territorios.

En Tierra del Fuego, la presencia del FBI y la Nasa es impresionante activa, realizan ensayos y prácticas técnicas de combate y disparos. La ocupación del sur argentino por parte de estas fuerzas, nunca tuvo la autorización del Congreso de la Nación Argentina, la militarización y el ingreso de fuerzas extranjeras no cesa, no sólo en nuestro sur, si también en Neuquén, Jujuy y Misiones.

En este sentido , el referente de Forja Ushuaia y la diputada Britez María Cristina (FPV), advierten “el tema es altamente delicado, no solo para los habitantes de Tierra del Fuego, sino para todo el país. Es un problema de Estado y no puede quedar sin conocimiento público”.

En esta línea, Elsa Bruzzone, especialista en temas de geopolítica para el Centro de Militantes para la Democracia Argentina (CEMIDA), asegura que Washington siempre ha usado distintas excusas para instalar sus bases militares en diferentes partes del mundo.

“Con la excusa de fines científicos, esas bases siempre son instaladas en zonas donde hay recursos naturales altamente estratégicos: agua, tierra fértil para producción de alimentos, minerales, hidrocarburos, biodiversidad”, afirma Bruzzone tal y como recoge la cadena TeleSur.

A su criterio, EE.UU. busca cerrar “el cerco sobre todos los recursos naturales que tenemos en nuestra América”, en alusión a las bases instaladas en Centroamérica y el Caribe, así como las de Colombia, Perú, Chile, Paraguay, junto a la base militar de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en las islas Malvinas.

El diario estadounidense The New York Times propuso en su momento que, dada la nueva coyuntura política que se vive en Latinoamérica, es el momento propicio para que el Gobierno de EE.UU. aumente su influencia en la zona.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*