Con una cabalgata tradicional dieron inicio a los carnavales en Tarija

Sharing is caring!

Colorido y tradición se unieron en la apertura de la fiesta. Las cabalgaduras estaban enjaezadas con lujo criollo, monturas con incrustaciones de metal, pechera y brida, mientras que los jinetes estaban ataviados con el tradicional sombrero, camisa de lienzo bordada y poncho.

Un imponente colorido llenó el sábado todo el centro histórico de la ciudad de Tarija con la Cabalgata de Inicio del Carnaval Chapaco 2020, las calles del recorrido se llenaron de gente y visitantes que disfrutaron del espectáculo brindado por varias comparsas de comadres, de las comunidades y los más de 150 jinetes ataviados de acuerdo a la tradición. El ambiente se colmó del ritmo del erque y la caja.

Desde muy temprano de este sábado varios camiones llegaron a la cancha de fútbol del barrio Los Mecánicos, a unas tres cuadras de la plaza del Monumento a la Bandera de donde estaba programado que partiría la columna en dirección, en principio al parque Narciso Campero en San Roque para luego dirigirse a la plaza Luis de Fuentes y Vargas antecedidos por las comparsas de comadres copleras.

Cabalgaduras

Allí las cabalgaduras eran enjaezadas con lujo criollo, monturas de cuero con incrustaciones de metal, pecheras y brida, mientras que sus jinetes estaban ataviados con la vestimenta tradicional: sombrero negro o café, camisa de lienzo bordada, pantalón con faja, botas y poncho.

Entretanto, las mujeres llevaban un sombrero de copa baja de color gris o avellana, la manta cubriéndoles los hombros, la blusa de seda bordada, una pollera hasta sobre la rodilla, la típica chuspa, las ojotas acharoladas de color negro, además portaban albahacas y flores en la oreja.

La cabalgata partió alrededor de las 10.15 de la plaza del mástil a galope sostenido, entretanto las comparseras se reunían y los esperaban por inmediaciones de San Roque, mientras que otros grupos ingresaban por la calle Fray Mingo contando coplas y tonadas.

Una vez que ambos grupos se reunieron inició la entrada hacia la plaza Luis de Fuentes, a la cabeza se encontraban los estudiantes de la Escuela Regional de Música Pastor Achá Martínez que avanzaban cantando una copla pegajosa: “rica la chicha, chura la imilla; meta huastana, rica la huminta”.

La calle General Trigo se inundó de colores calientes de las comparsas de comadres, que ingresaron una a una para pasar frente al palco donde se encontraban autoridades y jurado calificador, entonaba las coplas propias de su región, mientras los jinetes mostraban sus destrezas con el caballo.

A su turno ingresaron las Bandeñitas del barrio San Martín, las Comadres Albaquitas, las del Valle del Marquesado de Tojo que participaban por primera vez, la comparsa Ojota Chapaca, la delegación de Tolomosa Grande, las Bandeñitas de Liliana Poita, un grupo festivo de la Gobernación al frente de Nelvin Acosta y las comadres de Yesera Centro.

Luego fue el turno de los jinetes encabezados por el alcalde Rodrigo Paz. En primer término los de Yesera Centro con sus camisas blancas de lienzo y bordadas, “los Potros Mendeños” que está integrado por comunarios de Coimata, Erquis y La Victoria, vestidos con sus camisas rojas y pañuelos amarillos al cuello.

Después fue el turno de los de Paicho, caracterizados por sus ponchos de color blanco atravesados por líneas celestes o azules, algunos con sus mozas y que se detuvieron ante el palco para cantar algunas coplas.

Tras ellos fue el turno de los chapacos que integran el grupo “Jinetes del pago” de Sella Montes, con sus camisas guindas y pantalón negro. A su vez ingresaron del “Grupo Tradicionalista Yesera Sur”, “Los Cumpas rompedores” y finalmente “Los Montoneros de Méndez” con sus clásicos ponchos rojos.

“Esto es algo muy emocionante –dijo Paz- porque recuerdo que hace siete años entraban 10 a 12 caballo, ahora es una media por encima de los 150 caballos, lo que muestra que los comunarios están volviendo a este noble animal, Tarija nació en el caballo, generó la independencia a caballo y estableció su vida de trabajo, producción, formación y desarrollo a través de caballo, entonces hoy respetamos una tradición que es parte de la cultura de esta región”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *