Queman vivo a boliviano por ganar un partido de fútbol en Argentina

Sharing is caring!

Luego de jugar y ganar un ‘picadito’ (un partido informal de fútbol) en un barrio de Bajo Flores, en Buenos Aires, un joven boliviano acudió a la casa de uno de sus compañeros de equipo donde le prendieron fuego y sufrió graves quemaduras que le costaron la vida. Las circunstancias del asesinato son confusas y aún se investigan.

El domingo, Rubén Aramayo, la víctima, fue a jugar un partido de fútbol con sus amigos y al término de dicho encuentro acudió a la casa de uno de ellos junto a algunos de sus compañeros, donde presuntamente ocurrieron los hechos.

“Aún no sabemos con exactitud qué fue lo que pasó, pero tres de sus compañeros de equipo fueron a verlo el lunes al hospital y dijeron que estaban jugando con alcohol y que Rubén se había quedado dormido;  que por despertarle le echaron con alcohol, pero tampoco sabemos cómo es que le prendieron fuego”, contó a La Razón Shirley Choque, prima del fallecido.

Según habrían relatado las personas que auxiliaron al muchacho, éste intentó apagarse solo el fuego y corría desesperado pidiendo ayuda y gritando. Con graves quemaduras, Aramayo fue trasladado a un centro médico, donde finalmente falleció.

De acuerdo a publicaciones de medios del país vecino, el joven integró un equipo de extranjeros que jugó por dinero un partido en el barrio Rivadavia, de la zona del Bajo Flores, y ganó el encuentro. Según Choque, por el momento dos peruanos y un paraguayo son los principales sospechosos.

El portal de noticias TN señala que el joven habría pedido el premio que les correspondía por haber ganado el partido y por ese motivo lo rociaron con gasolina y le prendieron fuego. “Aramayo sufrió gravísimas quemaduras en el torso y la cara, que le afectaron más de la mitad de su cuerpo. Lo trasladaron al hospital Piñero, pero murió por las heridas que sufrió”, señala la nota.

El reporte de dicho medio menciona además que intervino la comisaría 36 de la Policía de la ciudad y que el caso quedó en manos del fiscal Marcelo Solimine. “El funcionario judicial ordenó tomar una serie de declaraciones testimoniales y pidió colaboración a la fuerza para tratar de identificar y detener a los autores del homicidio. Hasta el momento no hay detenidos”, agrega.

Hasta el momento el cuerpo de Aramayo permanece en el hospital, a la espera de que se le practique la autopsia de ley. “Esperamos que nos entreguen el cuerpo hasta mañana o hasta el jueves para enterrarlo, después nos enfocaremos en las investigaciones”, dijo la prima.

En octubre del 2017, dos jóvenes hermanas de nacionalidad boliviana, una de ellas embarazada, fueron asesinadas con disparos de arma de fuego durante un asalto en su domicilio, ubicado en la ciudad de Zárate de la provincia de Buenos Aires.

FUENTE: LA RAZÓN

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*